Los niños y su percepción del entorno.

11 Dec

los ojos de lia

En la edición de este mes de la revista Letras Libres, en el artículo “Escribir para niños”, Andrés Barba menciona la importancia de escribir libros que contengan temáticas que a veces los adultos entendemos como ajenas a la infancia: “muerte, amor, enfermedad, afecto físico, exclusión” y yo le agregaría todos aquellos sentimientos y consecuencias que nos causa la vida actual. Por ejemplo, vivir en México, más específicamente en la Ciudad, causa estrés: desde el tráfico, la cantidad de gente y la violencia tienen un efecto en todos los que aquí vivimos.

Hace algunos días, poniendo en práctica la actividad de la semana dedicada al Estridentismo (da CLICK AQUÍ para verla), hice una pregunta a una serie de niños mientras veíamos la obra de la imagen de abajo: ¿Cómo se sentiría vivir en una ciudad así? Las respuestas fueron las siguientes: “Mal, siento que hay muchos edificios, mucho movimiento. Como si fuera la ciudad de ahora”, “me siento mareada de vivir aquí”, “creo que me da miedo estar en un edificio alto y que tiemble”. 

Sin que yo lo provocara de forma consciente, los niños asociaron esta obra a la actualidad en la Ciudad de México y manifestaron sentirse agobiados de tanto “caos”. Fue en ese momento en el que vino a mi mente el artículo de Letras Libres y las palabras de Andrés Barba. ¿De verdad creemos que los niños no se dan cuenta de todos los aspectos de la vida? Y con esto me refiero tanto a lo positivo como a lo negativo. Realmente creo que no debemos de evitar hablar de todo tipo de temáticas, es nuestra chamba como adultos dirigirlos hacia procesos reflexivos, analíticos y sobre todo expresivos. Comprender, nos llevan a ser más conscientes y empáticos. 

estridentismo 1

Justo después de la experiencia con la actividad estridentista, llegó a mis manos, como si fuera el destino, el libro Los Ojos de Lía, escrito por Yuri Herrera e ilustrado por Patricio Betteo. En esta ocasión no les compartiremos una reseña de la obra sino la sinopsis de la editorial , la cual nos da una idea integral de la historia de Herrera. 

Los ojos de Lía aborda un tema central en la vida de los niños y jóvenes de nuestro país hoy en día: cómo lidiar con la violencia del entorno. Atender este problema no sólo supone salvaguardar la integridad física de nuestros seres queridos, sino también valorar los efectos de la violencia que se incrusta en la mente y en las emociones. Todos los días estamos expuestos a noticias en los medios, a pláticas entre vecinos y amigos, a imágenes imposibles de esquivar en nuestro camino: fingir, como dice Lía —la valiente protagonista de esta historia— que no está ahí lo que sí está ahí, sólo complica las posibilidades de escombrar nuestro entorno para poder rescatar de las tinieblas nuestro derecho a una vida digna. Lía es una joven que se encuentra precisamente en esta situación al vivir muy de cerca la muerte intempestiva de alguien cercano al niño que le gusta. La necesidad de hablar de las amenazas del entorno, para poder interiorizarlas y manejarlas adecuadamente, lleva a Lía a confrontar a sus padres que pretenden ocultar algo que es evidente para ella: la realidad está alterada y atenta contra sus derechos fundamentales de vivir sin miedo al exterior. La construcción de un círculo cercano de vínculos basado en los afectos y la procuración de un entorno de bienestar para el desarrollo intelectual y emocional, son algunas de las posibles soluciones para evitar los efectos a largo plazo de la compleja realidad que deben enfrentar varias generaciones de niños y jóvenes en nuestro país. Este relato de Yuri Herrera —uno de los mejores escritores de nuestro país hoy en día— acompañado de las ilustraciones del talentoso Patricio Betteo, invita a la reflexión de un problema que sólo se vuelve más agudo si se decide ignorar.”

Este libro es un gran ejemplo de una obra infantil en la cuál el autor aborda temáticas negativas para dirigirlas a la reflexión del lector. Realmente creo que sin necesidad de mucho, los niños se animarán a expresar concretamente qué pasa en su entorno y cómo lo perciben, es cuestión de que nosotros como adultos estemos dispuestos a dejar de lado nuestras antiguas creencias y comencemos a comprender que los niños ven, sienten y analizan, y que ignorar los problemas nos llevará únicamente a que ellos no se sientan cómodos cuestionando todo aquello que pasa a su alrededor. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: